2840 razones.

La tapia del cementerio marcaba, efectivamente, el límite con el más allá. Justo ahí terminaba el barrio y empezaba a tomar forma la frontera mental que durante décadas se había apoderado de los vecinos del lugar. El código postal decía lo contrario.

Un buen día decidieron hacer un colegio justo al otro lado de la tapia norte del cementerio. Hubo protestas de padres por el emplazamiento pero todo lo que pasaba de la tapia hacia fuera tenía solución: ampliaron la altura del muro que colindaba con el colegio y los nichos más cercanos, sólo esos, dejaron de verse desde el patio del colegio. Con el tiempo aquello se convirtió también en un cementerio de balones, pues nadie se atrevía a recoger las pelotas embarcadas por el temor de que lo embarcaran a él también. Incluso se creó una leyenda urbana que decía que los balones que ahí caían no se podían volver a coger porque eran con los que, por las noches, jugaban los niños allí enterrados.

Allí mandaron durante un año, tal vez dos, a mi hermana, a hacer preescolar. Algunos días iba con mi madre a recogerla. Recuerdo los días de lluvia, el barrizal que se formaba en aquel extraño complejo mortuorio-educativo, los rayos y la cal bofada del muro que dejaba a la vista los ladrillos en bruto. No era una estampa idílica, la verdad. Pero mucho peor era lo que se veía por la zona sur, justo a los lados de la entrada principal. Allí la tapia era baja y las filas más altas de nichos eran perfectamente visibles desde fuera. Tanto es así que se podían leer los nombres de los allí encajonados, la mayoría ya olvidados a tenor de los ramilletes de flores secas y el mármol desquebrajado.

Se sabía que aquello no era un cementerio normal. Junto al tradicional católico existía, y existe, un cementerio judío, y eran muchos los que afirmaban que había fosas con restos de represaliados del franquismo. Quizás las heridas estaban demasiado frescas aún, hablo de la segunda mitad de los ochentas. Se sabía, pero no era necesario indagar más.

Han tenido que pasar muchos años, tal vez demasiados, para que alguien llegue a la conclusión de que hemos alcanzado un cierto nivel de madurez y que el hecho de desenterrar unos huesos no iba a suponer que nos liásemos a tiros, ni a reabrir viejas heridas. ¿Ha pasado algo?

Anteayer finalizaron los trabajos de exhumación de las fosas comunes que albergaban estos restos en el cementerio de San Rafael de Málaga. Tres años de trabajo que arrojan unos resultados atroces: se han recuperado 2840 restos de fusilados entre 1937 y 1954 aunque se estima que la cifra real de represaliados enterrados allí está en torno a los 4500. Estamos ante la mayor zona de exterminio de la represión franquista de toda España. Horroroso honor.

Sé que ahora mismo soy un blanco fácil, que tengo francotiradores y francotiradoras que a poco que me muevan me van a disparar. No hablo de política, no hablo de derechas ni de izquierdas, ni de buenos ni de malos. Hablo de sensibilidad, de ética, hablo, apunta la palabra, de dignidad pues quizá sea la muerte el acto que mas requiera de eso. Hablo de descanso, de unas familias que han tenido la tremenda osadía, válgame dios, de querer saber donde estaban su padres o hermanos enterrado. Ya lo dijo el torero: hay gente pa tó.

No sé si es posible ganar batallas después de muerto, pero tengo claro que cada uno de los restos desenterrados ha supuesto una patada en los cojones del mismísimo centro de flotación de la intolerancia y la sinrazón. Espero que algún día, si se hace realidad el proyecto que contempla la creación del llamado parque de la memoria, se rebajen o derriben esas paredes para que las voces que han permanecido décadas atrapadas intramuros sean liberadas y sirvan, a parte de para recuperar el tango adidas de mi amigo José, para comprender que, por encima de cualquier ideología, está feo fusilar al alba, tirar a una fosa común y luego olvidar a una persona

Teníamos 2840 razones para reivindicaros, para dignificaros, para contarles a las generaciones venideras que, simplemente, exististeis.  Las mismas 2840 razones que tenían otros para olvidaros por los siglos de los siglos… amén.

http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2009/10/16/finaliza-exhumacion-fosa-san-rafael-restos-2840-fusilados/296185.html

 

15 comentarios

  1. Estoy de acuerdo contigo en la forma de plantear el tema y me gusta. Creo que si se ha llegado a cierto grado de madurez para poder desenterrarlos y que no pase nada, pero pienso que este tema y otros similares se siguen usando politicamente. Y eso me entristece porque me hace pensar que es una época no superada, cuando muchos, muchisimos de los mayores de edad hoy día ni siquiera vivienron la dicturadura pero se ven con autoridad tanto para defender una postura como otra.
    Gran post

  2. Absolutamente genial de principio a fin. Sé a que cementerio te refieres y aún no lo habías escrito cuando podía ver la entrada blanca de cal, con su puesto de flores que siempre parecía a punto de cerrar o de caerse, cerca de la emeté… Fíjate, que creo que allí estuvieron enterrados algunos familiares míos y todo, pues me recuerdo paseando por el camposanto, en su busca.

    Desconocía por completo la historia y es bastante buena. Más que buena es buena la forma en la que la has contado.

    Se acabaron, sin embargo, los partidos de finados judios contra finados católicos. Se acabaron, menos mal, los partidos buenos contra malos, regulares contra peores.

    Un post genial, repito.

  3. Pues a mi el post me gusta, estoy de acuerdo, pero a mi no me entristece como a chikitricia que esto se use políticamente. Me explico, lo usan politicamente tanto los que los quieren desenterrar (no dejan de ser fusilados políticos) como los que se niegan a desenterrarlos fundamentadose en que para qué remover el pasado, que de por sí fue doloroso… y no deja eso de ser política, y quizás detrás haya un interés no más que en poder recuperar cuerpos hasta hoy día olvidados, por parte de familias que como es obvio si perdieron miembros de las mismas por parte de uno de los bandos (los otros cuerpos se tuvo el tiempo de recuperarlos durante 40 años, incluso se les hizo un mega mauseleo a costa de la vida de otros tantos)… no van a ser menos que muy muy políticas. Es un problema de esta pseudotransición española… tan bonita. Cuando Castro deje el gobierno, que espeor lo haga pronto, espero que a todas las victimas de su régimen se les dignifique desde el día uno, y no esperen 30 años. Piensen lo que piensen. Sientan lo que sientan,

  4. No puedo estar más de acuerdo con lo escrito y además lo bien escrito que está. Si la memoria no me falla, ¿el alto número de asesinatos no se debe al que apodaron “el carnicero de Málaga”? Carlos Arias Navarro. Un saludo.

  5. No se podía haber dicho mejor.

    Sólo yo diría que a veces en la historia si que hay buenos y malos, aunque con el paso de los años la busquedad de la estabilidad deje a esta división en un segundo plano.

  6. Me alegro de que os haya gustado. Es complicado hablar de temas así y ser objetivos, no se si lo he logrado, o que no te salga la vena por algún lado. Sólo quería que supieseis de la existencia de este sitio con el que de alguna manera he convivido desde pequeño.

    Efectivamente octavo enanito, Arias Navarro tuvo bastante que ver ya que fue Fiscal de los consejos de guerra en Málaga… y se puso las botas. Las cifras, más o menos, encajan pues se calcula que promovió la ejecución de unas 4300 personas y en el cementerio se calculan aproximadamente 4500 restos. Pero debió hacerlo bien este individuo ya que, como sabeis, fue nombrado presidente del gobierno cuando Carrero Blanco, el primer astronauta español, saltó por los aires. Ya que estoy te diré también que este tipo iba en las listas de Alianza Popular con Fraga en las primeras elecciones democráticas. ¿Cómo te quedas, picueto no? Pues eso.

  7. Bueno, pues ahora es mi turno. He estado varios días sin abrir este espacio y se me acumula el trabajo.
    Hablo desde el conocimiento directísimo y por lo tanto tengo algunas cosas que comentar del asunto que nos ocupa. Yo estuve excavando las fosas de las que hablas querido enanoniano, durante tres mesecitos bastante calurosos. La primera impresión fue aterradora, me quedé con la boca abierta cuando mis ojos vieron aquel caos de cuerpos, la cal, las posturas imposibles, las suelas de sus zapatos, restos de sus vestimentas…sobrecogedor. Con el tiempo y la costumbre acabas por frivolizar, es lo que nos ocurre a los que nos hemos dedicado a la Arqueología en algún momento de nuestras vidas aunque he de reconocer que a veces, por muchos cráneos, fémures y húmeros que habían pasado por mis manos, era imposible no trasladarse a ese momento tan dramático de nuestra historia más cercana. Recuerdo especialmente que me tocó exhumar una mujer de unos 25 años que albergaba en su vientre a su hijo…estremecedor.
    Mi trabajo allí era eso, trabajo e intenté por todos los medios permanecer al margen de cualquier connotación politítica porque…amigo mío…la política se respiraba por todos los rincones del cementerio. Teníamos a familiares todos los días a pie de fosa…y cuando digo todos los días son TODOS. Venían políticos a hacerse fotitos en días señalados, venían voluntarios pertenecientes a sindicatos y otras agrupaciones a destrozar literalmente el trabajo que tanto esfuerzo nos costaba a los que estabamos todo el día allí…me entraba los siete males, pero bueno, eso es lo de menos.
    Lo que tengo que criticar y mucho es la manera con la que los políticos, esos políticos que arengan a las masas a favor de arrojar luz a esa parte de la historia olvidada, engañan a las pobres familias que quieren saber dónde está su padre, su abuelo o su tía. En primer lugar los cuerpos eran individualizados, pero en el camino, lo que antes era un hueso se convertía en polvo. Se les prometío analísis de ADN para cada uno de ellos, un análisis carísimo que no se ha hecho ni creo que se haga por lo descomunal del presupuesto, de eso no hablan los políticos. En segundo lugar ese trabajo, con todo el respeto a mis compañeros de profesión, tiene que ser realizado por un médico forense porque si el análisis de ADN es una utopía, se podrían haber identificado muchos cuerpos a través de patologías, malfomaciones, enfermedades, etc, datos que se pierden en cuanto metes el cuerpo en la caja de madera.
    También he de decir que no todos los cuerpos encontrados son de la guerra, ni fueron fusilados. Parece ser que hubo epidemias que se llevó a mucha gente por delante y se aprovechaban las fosas para enterrarlos, por la cuestión de la cal viva y sus propiedades desifectantes. En ese sentido, los datos pueden estar falseados y aprovechados para hacer política.
    En definitiva, fue una experiencia inolvidable a nivel profesional y personal. Hice muchos amigos, escuché muchas historias y me conmovieron muchas vivencias, aprendí muchísimo, pero no podemos olvidar, desde el punto de vista histórico, que hubo muertos en los dos bandos y nadie habla de los muertos del otro lado. Para mí esos muertos también tienen familia, también sufrieron y también fueron hombres independientemente de su condición política. Memoria histórica sí, pero toda por favor, no sólo la parte que conviene en el momento.

    Para los incrédulos:
    Con los voluntarios destructivos. Busca a Wally.

    http://www.memoriahistoricamalaga.org/pop_gal.php?id=206

    http://www.memoriahistoricamalaga.org/pop_gal.php?id=218

    http://www.memoriahistoricamalaga.org/pop_gal.php?id=188

  8. Bueno, pues ahora es mi turno. He estado varios días sin abrir este espacio y se me acumula el trabajo.
    Hablo desde el conocimiento directísimo y por lo tanto tengo algunas cosas que comentar del asunto que nos ocupa. Yo estuve excavando las fosas de las que hablas querido enanoniano, durante tres mesecitos bastante calurosos. La primera impresión fue aterradora, me quedé con la boca abierta cuando mis ojos vieron aquel caos de cuerpos, la cal, las posturas imposibles, las suelas de sus zapatos, restos de sus vestimentas…sobrecogedor. Con el tiempo y la costumbre acabas por frivolizar, es lo que nos ocurre a los que nos hemos dedicado a la Arqueología en algún momento de nuestras vidas aunque he de reconocer que a veces, por muchos cráneos, fémures y húmeros que habían pasado por mis manos, era imposible no trasladarse a ese momento tan dramático de nuestra historia más cercana. Recuerdo especialmente que me tocó exhumar una mujer de unos 25 años que albergaba en su vientre a su hijo…estremecedor.
    Mi trabajo allí era eso, trabajo e intenté por todos los medios permanecer al margen de cualquier connotación politítica porque…amigo mío…la política se respiraba por todos los rincones del cementerio. Teníamos a familiares todos los días a pie de fosa…y cuando digo todos los días son TODOS. Venían políticos a hacerse fotitos en días señalados, venían voluntarios pertenecientes a sindicatos y otras agrupaciones a destrozar literalmente el trabajo que tanto esfuerzo nos costaba a los que estabamos todo el día allí…me entraba los siete males, pero bueno, eso es lo de menos.
    Lo que tengo que criticar y mucho es la manera con la que los políticos, esos políticos que arengan a las masas a favor de arrojar luz a esa parte de la historia olvidada, engañan a las pobres familias que quieren saber dónde está su padre, su abuelo o su tía. En primer lugar los cuerpos eran individualizados, pero en el camino, lo que antes era un hueso se convertía en polvo. Se les prometío analísis de ADN para cada uno de ellos, un análisis carísimo que no se ha hecho ni creo que se haga por lo descomunal del presupuesto, de eso no hablan los políticos. En segundo lugar ese trabajo, con todo el respeto a mis compañeros de profesión, tiene que ser realizado por un médico forense porque si el análisis de ADN es una utopía, se podrían haber identificado muchos cuerpos a través de patologías, malfomaciones, enfermedades, etc, datos que se pierden en cuanto metes el cuerpo en la caja de madera.
    También he de decir que no todos los cuerpos encontrados son de la guerra, ni fueron fusilados. Parece ser que hubo epidemias que se llevó a mucha gente por delante y se aprovechaban las fosas para enterrarlos, por la cuestión de la cal viva y sus propiedades desifectantes. En ese sentido, los datos pueden estar falseados y aprovechados para hacer política.
    En definitiva, fue una experiencia inolvidable a nivel profesional y personal. Hice muchos amigos, escuché muchas historias y me conmovieron muchas vivencias, aprendí muchísimo, pero no podemos olvidar, desde el punto de vista histórico, que hubo muertos en los dos bandos y nadie habla de los muertos del otro lado. Para mí esos muertos también tienen familia, también sufrieron y también fueron hombres independientemente de su condición política. Memoria histórica sí, pero toda por favor, no sólo la parte que conviene en el momento.

  9. Qué lástima los dos últimos parrafos, con lo bien que ibas. Sé que estuvistes ahí. Gracias por ilustrarnos (sin ironías). Ahora sólo te falta aprender a leer. No quería hablar de política, más que nada porque saldrías perdiendo. Y no porque yo sea mu listo sino porque esta parte de la historia no tiene mucha historia valga la redundancia, chata. Pero ya que te pones, y como a los dos nos va la marcha, te voy a aclarar dos cosillas: 1º Hablas de que “parece ser” (no lo tienes muy claro ¿no?) que hubo epidemias que se llevaron a mucha gente por delante. Efectivamente, hubo una epidemia que duró casi cuarenta años, se llamó franquismo. Esta epidemia no sólo mató a miles de personas también tuvo un efecto secundario bastante desagradable: el exilio de otros tantos miles (ahora llega el momento en el que se me puede acusar de castristas, stalinista etc… te voy a ahorrar este punto pues los tengo en el mismo rango de hijoputez); y 2º: ¿Memoria historica para todos? Por supuesto que si, pero ya lo decia adaniramos: los vencedores han tenido cuarenta años para recuperar los cuerpos, hacer homenajes etc etc… quien no se haya escondioo tiempo a teniooo!! ¿Te parecen poco 40 años de homenaje permanente a los caidos? De todas formas, también te digo que si aun queda algún martir en alguna cuneta, o si quieren reabrir Paracuellos y meter a Carrillo en la cárcel que lo hagan. Pero me da a mi, no se eh lo mismo estoy equivocado, que van a encontrar a más rojillos por ahi tiraos que a futuribles santos.

  10. He intentado ser imparcial y no sé por qué piensas que soy franquista, pienso que se puede estar a favor o en contra si has vivido en esa época. Quien opine sin haberlo vivido para mí tienen muy poca credibilidad, lo siento. Yo me incluyo por supuesto así que intento no posicionarme. Te hablo como historiadora, hay mucho demagogo, mucho listillo y mucha político que lo uitiliza para ganar votos a costa de las heridas de muchas familias. Por mí que abran todas las cunetas del mundo, cojonudo. Tienen todo el derecho del mundo pero sin baderitas ni himnos de ningún tipo, eso es a lo que me refiero.
    Te habrá gustado mucho el principio pero parece que te lo has pasado por el forro de los pantalones. Cuando llegues a tu casa oliendo a tierra rancia, hayas metido en una caja pelos de la cabeza y vello púbico me hablas monín. No te permito que pongas en mi boca cosas que no pienso sólo porque no piense como tú. Yo tengo familiares en fosas y no quiero que sean ni santos, ni rojillos, ni nada…Has sido un poco faltón y ahora sigue pensando lo que quieras.

    • Ana, debes hacer una colaboración, como Tecniman, en los temas en los que puedas arrojarnos luz o cierto punto de vista pseudo-experto, como la arqueología (se me ocurre).

      Ya sabeis que nuestro blog está abierto, y es una de sus principales finalidades, a cualquier tipo de colaboración. Mandadnos un correo al general que aparece en info o al autor que conozcais y listo.

      Gracias.

  11. Ni considero que te haya faltado el respeto, ni te he llamado franquista, ni he puesto palabras en tu boca. Aun así te pido disculpas si te has sentido ofendida. Pero no vayas de martir que no te pega.

    Curiosa tu visión de la historia y del papel de los historiadores (esto daría para otro post, donde seguramente terminariamos citándonos en un llano con una navaja en la mano).

    Pd: no me vuelvas a llamar monín.

  12. Esa ha sido mi sensación… Cuando te vea el sábado te vas a enterar, llévate la navaja que la “víctima” te va a dar para el pelo. Yo creo que allí en la puerta del insti hay sitio suficiente ¿no? Mon…ada, has empezado tú con ese “chata”…no tienes humor.

    Besitos.

  13. Enanonaniano, te ecuerdo que mi abuela perdió un hermano en Rusia y allí se quedó. Cuando veas a mi abuela le cuentas lo de los 40 años de homenajes a los caidos. Supongo que podrás imaginarte su respuesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: