Enanitos por el mundo: Irlanda (I)

Introducción previa o aspectos llamativos de un viaje a Irlanda:

Irish Roads: las carreteras de Irlanda son una puta mierda y además están al revés. Pueden ser cortadas por la cara y sin previo aviso. Llega un policía, uno sólo, te planta una valla y ya está. Vaya hombre, valla. Lo curioso es que nadie pregunta por qué y mucho menos se le ocurre a nadie protestar. Te das media vuelta y te buscas la vida por otra carretera. Quizás ahí está la clave. La alternativa es igual de mala. Vimos carreteras cortadas por rallies, maratones y entierros (os juro por mis muertos que no pasamos hasta que enterraron al muerto).

The Pharmacy:: en una farmacia irlandesa puedes encontrar prácticamente de todo. Lo más curioso es que en todas puedes revelar fotos. Junto al luminoso de Pharmacy encontrarás el logo de Kodak.

Irish Women: las mujeres de Irlanda se dividen en dos: las que están buenas y las que no lo están. Es un rasgo que comparten con las españolas.

Sockets: En Irlanda, como en el Reino Unido, los enchufes son diferentes . Es otra forma de tocarle los huevos al resto del mundo. No tenían suficiente con los coches ni con el sentido de la circulación que también se han metido a electricistas rebeldes. Lo curioso es que los propios irlandeses consideran que todas estas chorradas son una herencia-cagada del imperio británico que debería de extinguirse.

Holy Virgin and Crhist.. En cualquier esquina, no sólo de cualquier calle sino también de cualquier carretera te puedes encontrar la castiza estampa. Irlanda es un pueblo bastante católico. Yo creo que también es una forma de acentuar sus diferencias con el protestantismo y por tanto con el Reino Unido.

Penneys: la cadena Primark opera con ese nombre en su propio país. Es igual de barato e igual de malo que en el resto del mundo. Ah… y es muy importante que su visita sea lo primero que hagas nada más poner un pie en Dublín.

Paint of Guinnes (please). Una pinta de Guines en Temple bar cuesta unos 4,80€.

Daniel O´Connell: seguramente si vas a Dublín pisarás O´Connell Street. Es una de las principales vías de la capital y cuando se inauguró era la calle más ancha de toda Europa. Nosotros, no conformes con eso, estuvimos hasta en su casa, en el Condado de Kerry, y su cama, en la que supuestamente murió, nos pareció haberla visto antes en el catálogo de IKEA. Este tipo es conocido como el Libertador de Irlanda y es la figura política más importante de la Irlanda del siglo XIX.

RyanAir´s Mommies (las momias de RyanAir). Si viajas con esta compañía irlandesa tienes que saber que irás rodeado de momias. Estas momias son señoras irlandesas de entre setenta y ciento cuarenta y siete años que no se de donde cojones sacan esas ganas de viajar. Otro dato a tener en cuenta son las azafatas de esta compañía, seleccionadas todas de la cola del centro de salud donde reparten la metadona.

Los Nackers: cuidado con los Nackers! Estos son los chusmas o merdellones irlandeses. Que los hay y en cantidades bastante aceptables. Comparten con sus colegas españoles el chandalismo o gusto por el chándal (ellas el pijama, pijamismo), las cadenas de oro, las voces y pedir paguitas y pisos a su gobierno. Hay que diferenciar entre el nacker autóctono y los polish, que son la versión polaca de nuestros rumanos. Efectos de la globalización.

Oscar Wilde, la puerta de su casa, la madre que la parió y el carácter irlandés (esto mejor lo pongo en español): no dimos con la casa de Óscar Wilde (Óscar, ¿tú te has mudado y no nos ha dicho nada?) nos perdimos entre tanta puerta igual y tanta placa de hijo ilustre (amigos sevillanos, como el Tardón pero sin folclóricas ni chiquetetes). Preguntamos a una pareja y no tenían ni idea pero he ahí que va el irlandés y se saca del bolsillo un ¿HTC, iPOD, Blackberry, móvil de quinta generación…? y se nos conecta allí mismo al google para buscarnos la dirección exacta. Creo que es un buen ejemplo del carácter y la hospitalidad de esta gente.

Spanish people in Ireland: definitivamente somos una plaga:

 

To be continued…

6 comentarios

  1. Vaya buena guia de viaje, si señor. Espero con ansias la siguiente entrega: Irish RULES!

  2. Que chulo todo.. me encantan los viajes!! Supongo que lo mejor para tí ha sido la tienda Primark… lo digo por los cigarritos que te habrás fumado fuera… jajaja por cierto, a cuanto esta el paquete de cigarritos por allí??

  3. JAJAJAJAJJAJA…que cachondeo…

  4. Patri, ¿tú me estabas viendo por un agujerillo o que? efectivamente la historia fue así.
    El paquete de tabaco cuesta 8.50€ pero iba advertido así que me lo lleve de aquí.

  5. Yo desde que veo Perdidos ( ya se acerca el final y no se que voy hacer con mi vida luego…) tengo poderes!!!! jajajajajajaja

  6. Muy bueno. Y lo mejor del post es que es realmente cierto. Yo no busqué tanto tiempo la puerta de Óscar Wilde, pero sí el ‘jodido’ hotel de U2!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: