Los nuevos filósofos (un año después todo sigue igual).

Ellos aún no lo saben pero son filósofos. Como yo, multimillonario y del Opus. Todos en potencia. A menudo los veo reflexionando, en cualquier esquina, en cualquier parque, discutiendo, tratando de buscar la verdadera esencia de las cosas, buscando La Verdad. Todos comparten rasgos comunes, una forma de expresarse, a voces, que no deja de ser un claro gesto presocrático de demostración de superioridad ante el prójimo; de estética, aquí entramos en un aspecto esencial, ya que de este rasgo se deduce su nombre: los “jin camiheta”.
Efectivamente, igual que existieron grupos como los sofistas o los estoicos, la fliosofía moderna va por otro derroteros menos existencialistas, mas superfluos y los nombres de estos grupos se suele referir más bien a características puramente estéticas. El nombre no ofrece lugar a dudas: jin (también está la variante “hin”) proviene del latín Sin, desprovisto de, el termino camiheta, proviene del castellano más antiguo que puedas imaginar: este término ya aparecía en un manuscrito encontrado en el monasterio de San Millán de la Cogolla (luego llegó Nebrija, maldito andaluz, con su maldita Grámatica y el vocablo quedo dignificado a camiseta).
 Los jin camiheta lucen su torso en cualquier momento del día, ante cualquier situación y son los únicos seres vivos del universo que en verano tienen calor. Es una forma de vida, una manera de pensar. Piensan tanto que se ven obligados a usar gorras, para evitar el sobrecalentamiento cerebral y las fugas constantes de pensamientos e ideas.
 Escribo todo esto porque el otro día fui testigo de una de sus tertulias callejeras (por supuesto rápidamente me aclararon que lo de tertulia venía por un tal tertuliano: religioso y escritor cartaginés de los siglos II y III d.c. bla bla bla…). La cosa se iba calentando por momentos y la tensión se podía cortar con una navajita, plateá por supuesto. Mala pinta tenía aquello: Heráclito o Parménides ese era el debate. Dos concepciones radicalmente distintas del mundo, del ser, del devenir. Los seguidores de Heráclito de Efeso se situaban sentados correctamente en el banco de madera, sentados en el respaldo quiero decir. Los eleatas, los del equipo de Parménides de Elea, de pie, con mucho mayor ángulo para poder escupir, porque si hay algo que hay que hacer mientras se tertulia es escupir. Escupir pero mucho (lo dijo Descartes: escupes luego existes). Er Fali era el cabecilla de estos últimos. Chico curtido en el gimnasio y en el arte de lucir oros, er Fali, lucía también finísimas mechas doradas sobre cabellera azabache. Era un tipo de contrastes y aparentemente noblote pero no le cabía en la cabeza que todo fluyera y que no pudiera bañarse dos veces en el mismo río. “Pero vamo a ve Yoni que yo estuve de camping en el rio chilla el sábado y el domingo y me bañé y el rio era el mihmo los dó dia que me está contando tioYoni (Jonathan pone en su dni) era el jefe de la manada rival, los de Heráclito. Tipo enjuto y poca cosa era respetado en el entorno porque tenía un hermano en el trullo. Además, er Yoni representaba el sector más radical, el núcleo duro del mismo. amo a ve fali que no é el mihmo rio, que ya no eh la mihma corriente de agua ni tu ere la mihma persona” Er fali se sintió ofendido: que yo no soy la mihma persona que me está disiendo ¿que yo he cambiao o que? aquí el único que ha cambio ere tu desde que te echaste novia gilipollas. Er Yoni, lejos de tragar saliva la soltó en forma de escupitajo amenazante y acto seguido reflexionó: po claro tio yo he cambiao, yo no soy el mihmo que ayé y con mi novia no te meta que es mi logos, vamo lo que da sentio a mi vida” No había terminado de decir la palabra Logos cuando er Fali se lanzó a muerte por el Yoni y mientras le soltaba dos cates le gritaba a la oreja: que cohone va a se tu novia un logos si el logos no pue ser concebio nunca como una persona sino como un principio constitutivo del universo que convierte a éste en razonable y al hombre en centella microcósmica de la Razón Universaaaaaaal!!!!
 
 
Allí los dejé a todos liándose a cates cuando giré la esquina pidiéndole a dios que Parménides no llevara razón porque si es cierto que todo permanece tendremos que convivir con los jin camiheta el resto de nuestra vida. Desalentador.
¿Tú fluyes o permances?
 

15 comentarios

  1. Buenísimo. Magistral. Todavía me estoy secando las lágrimas…

  2. JAJAJA…esto es para premiarlo, me duele la barriga de reirme!!! Muy bueno.

  3. Ains señor, demasiados “jin” conozco yo… graciosa perspectiva de enfocarlo 😉

  4. Una gran obra si señor y ganas que tenia de volver a leerla¡¡¡¡¡

  5. Fué lo mejor de tu anterior blog y ahora es lo mejor de éste. Sin parangón…

  6. Hola,

    Estimado blogger, visité tu blog y está excelente, me encantaría enlazarte en mis 2 sitios webs.

    Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambos blogs con mas visitas.

    Espero tu Respuesta.

    Un cordial saludo

    Catherine Mejia

    • Por supuesto Catherine, en breve uno de nuestros asesores comerciales se pondrá en contacto con usted y haremos este trámite.
      Gracias y saludos.

      PD: Enano rojo te ha tocao. Haz los honores please.

    • Ya están enviados los mails… Si hubieran puesto sus webs aquí quizá ya las habría enlazado, tanto a Catherine como a Tatiana, que dejó un comentario similar.

      Por cierto… Tenemos dos seguidores más en twitter. No me pregunteis quienes son. Ya tenemos cuatro… ¡Que trabajito me dais!

      Gracias a todos.

  7. Yo me espera otro capítulo “compae”. Llega la feria…la fiesta grande de los jin camiheta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: