La revolución de los claveles.

Una de las cosas que más disfruté de mi etapa lisboeta, fue el poder vivir las celebraciones del 25 aniversario de la Revolución de los Claveles y el poder conocer un poco más como fue ese paso de la Dictadura a la Democracia en el país vecino. Seguramente con el tiempo se van dulcificando los detalles y hoy todo es “más bonito” que cuando ocurrió pero me sorprendió mucho ver como se desarrolló todo y el poder que parece, el pueblo, tuvo en su momento.

Tuve la oportunidad de ir a una especie de cine de verano, con su pantalla tipo sábana y sus sillas de plástico en uno de los barrios más céntricos de la ciudad, que a veces sigue pareciendo un pueblo y es la capital, y disfrutar de una fantástica Sagres mientras revolucionarios de la época nos contaban sus historias. Todo eso unido al inmenso poder que tiene la música al tiempo que aparecen fotos antiguas… En fin… Saudades como dirían ellos. Uno de esos momentos para recordar.

A lo que iba, pues resulta que en Portugal hubo una Dictadura aun más larga que la nuestra. Desde 1926 hasta el 25 de abril de 1974. El gran dictador, que le dio nombre al Puente Colgante de Lisboa y que desde la Revolución se llama Puente 25 de abril, António de Oliveira de Salazar había muerto en 1970. Supongo que esto ayudó también a los cambios que se avecinaban. Portugal estaba inmersa en las luchas en sus colonias, que pretendían la independencia  ( Angola y Mozambique) y la gente empezó a cansarse de tanta guerra, de tantas muertes y de tanta falta de libertad. Irá con los tiempo supongo…

Lo más curioso de todo es que el movimiento revolucionario nace de los militares que son realmente quienes encabezan la revolución y 6 horas después de escucharse la señal pactada el régimen se derrumba.

De toda la historia, lo que más me gustó fue esa señal. A las 0.25 horas se escuchó por una radio una canción, Grândola Vila Morena, que era el pistoletazo de salida. Se ocupó Lisboa y la gente salió a las calles demostrando su apoyo.

Foto de alvincrece.blogspot.com



 

 Aún hoy cuando la escucho me sigo emocionando y más me emocioné el día que 25 años después de ponerla en Radio Renascença la escuché con un clavel en la mano y bajo el cielo de Lisboa.

En fin, quería compartir con vosotros un trocito de historia del país vecino, con el que lo mismo hacemos un Mundial y al mismo tiempo compartir un momento de mi vida.

Os recomiendo ver la peli Capitanes de Abril de Maria de Medeiros que además tiene la participación de algún actor español. Y os dejo con la canción que da inicio a la Revolución.

4 comentarios

  1. Bonito nombre para una revolución. ¿A que se debe ese nombre?¿lo sabes?

  2. Jajaja el nombre viene porque según cuentan, cuando los militares llegaron a Lisboa una florista que iba con sus claveles ( cravos en portugues) para su trabajo vió que ese día no podría trabajar con lo que repartió flores entre los soldados… como verás en algunas fotos los llevan en los fusiles…

  3. Me parece fatal que no escriba nadie!!!!al final siempre publicamos los mismos!!!!!FUERA!!!FUERA!!!FUERAAAAAAAAAA!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: