Diario de un cantabrón (II)

 La puerta trasera te da el respiro a la vez que te mata lentamente. Justamente enfrente, a no más de treinta metros, la tapia del cementerio. Sobresalen algunos nichos y al anochecer luce siempre, incluso en los días de ventisca, una vela en uno de ellos, el que tiene el mármol negro. Entre la puerta trasera y la tapia se interpone el bide gorri, el camino rojo, por donde caminan los vivos en perfecta armonía con los muertos. Quizás no estemos tan vivos, quizás queramos esquivarnos la mirada, pero nadie dice nada. Nunca, nadie.

Después de muchos días ha salido el sol. Los autóctonos dicen que hace un día de puta madre, pero no tienen ni puta idea de lo que es un día de puta madre. Doce grados no dan para mucho, pero no estoy dispuesto a discutirlo, hoy no, mañana tal vez.

Vuelvo al boquete, Rakel, la chica del almacén hace zapping en el dial de la radio. Es cuestión de un segundo, estaba a punto de pasarla pero la cacé al vuelo… ¡para, para! Y suena ésto: HOLA A TODO EL MUNDO! Sigo hacia la ofi, ¿Javitxu, le doy voz? Dale, dale, ¿cómo me has llamado?

2 comentarios

  1. ¿Javitxu? jajajaja es que si no hay un K o una X en un hombre no se sienten cómodos al pronunciarlo jajajajajaja.

  2. Pues, que quieres que te diga… no está mal. Javitxu. ¿Se puede escribir Javichu? Está más guay con equis. ¿no? ¿En la puerta trasera de tu curro hay un cementerio?.. De Barakaldo… Al cielo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: