Diario de un cantabrón (III)

Resulta que yo no tenía que haber estado allí, ni haber visto a nadie de los que vi, ni sentir nada de lo que sentí. Resulta que mis planes eran otros y más simples: dormir hasta que me diese la gana. Pero eso, ya digo, eran sólo mis planes. El destino tenía otros y aquella mañana se disfrazó de repartidor de flores y tocó insistentemente el timbre de mi casa. Eran las nueve y diez. “Bueno días, ¿Yumara Leonor Pérez por favor?

El ramo de flores no era para mi, sino para mi vecina de abajo. Volví a la cama e intenté coger de nuevo el sueño. Setenta y tres vueltas después desistí, desayuné y decidí aprovechar la mañana que nunca esperé tener saliendo a la calle. Fui al super y me cobró la cajera que no tenía que haberme cobrado nunca. Le saque la lengua a un niño que iba en un carrito y él me devolvió una sonrisa que me habría perdido para siempre sino llega a ser por el despiste del repartidor que confundió un dos con un tres. Me tomé una cerveza un lunes al sol y me perdí por las kilométricas playas de Laredo.

De camino al coche pensé en la tal Yumara esa, una chica venezolana recién separada de su marido y que seguramente sería quien le mandaba el ramo de flores. Feliz San Valentín. Todo lo que me pasó aquella mañana se podría haber evitado si ellos no se hubiesen separado. Sin divorcio no habría habido flores y sin flores yo estaría durmiendo. Pero el divorcio no era más que la punta del iceberg, el resultado final de un dilatado proceso que indirectamente terminó afectándome a mi. Quizás todo empezó hace más de quinientos años.  Quizás en el origen de todo estuvo Cristóbal Colón o mejor dicho la Corona de Castilla, tal vez Pizarro o el castellano como lengua común. Estoy empezando a dejar de creer en el azar.

6 comentarios

  1. Las casualidades nunca son tales.. o si lo son te acaban de llevando a donde tenías que haber estado… cosa curiosa el azar…

  2. Por cierto.. cuantos capítulos tiene este diario?? es ya sección propia?

  3. Grande.

    Un post más y tendrá sección propia. Hecho de menos más fotos del norte.

  4. Habrá fotillos en próximos, es que no tengo la cámara aquí, en cuanto la tenga iré metiendo.

    ¿Cuantos capítulos tienes esto? ni ideaaaa!!!! Hasta que nos aburramos, no?

  5. Qué paranolla!!! Esta noche no duermo…

    Genial, como siempre, enanonaniano.

  6. tengo ganas de ir por alli para salir en una de esas historias jajajajajaja.
    Unabrazo amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: