Lo que sé de correr

Lo que sé de correr.

¡Aahh! ¡Correr! Correr es maravilloso. Empecé a correr hace unos años por miedo a quedar el último si había una invasión alienígena o una hecatombe planetaria que diera lugar a que todos tuviéramos que salir hacia una nave nodriza que nos transportara al espacio exterior, Pepe.

No corro mucho más de media hora o tres cuartos al día. Dos o tres veces por semana. No creo que me llamen para éstas olimpiadas. Suelo llevar “mi” música en mi emepetrés. Así animadilla, para creerme Rocky Balboa. De Prodigy para arriba y temas como “Hurricane” de Dylan. A ser posible bajo el sol, única fuente de vitamina D. También mola correr bajo la lluvia, pero moja mazo.

 

BENEFICIOS.

Correr, dicen, fortalece el corazón y las piernas. Creo en ello firmemente, y creo que ayuda a la circulación por tanto. Verán, uno de los problemas circulatorios más acuciantes de los humamos (aparte de los de la emetreinta), es la circulación de retorno, de piernas arriba. Como que le cuesta. Corriendo, al parecer, se puede mejorar.

Además, se produce una circunstancia que entiendo clave en la salud humana, físicamente, moralmente y diplomáticamente (como diría chiquito). Se produce una elevación de la temperatura corpórea así, de entrada. De hecho yo corro hasta que estoy ya caliente… Ese aumento de temperatura facilita todo el riego sanguíneo, pues hace que esos peazo tuberías sanguíneas se ensanchen con el calor y luego se dilaten con el frío. Eso limpia el sistema sanguíneo.

Web de entrenamientos

Más cositas. Cuando ya observo las calenturas estiro un poco. Estiro de abajo arriba, esto es, primero los talones, rodillas en círculo, gemelos, muslamen, hago agachaillas (tocarse las puntas de los pies con los dedos sin doblar las rodillas, sin rebote), sentadillas (inventado sobre la marcha), cintura (hago como que bailo hula-hop), hombros (hago fuerza como el que nada mariposa y después para atrás así fuerte con la fuerza centrífuga forzosa y centrípeta de Ohio).

Finalizo con el estiramiento más importante, el de cuello. Ahí es donde se nota la salud del cuerpo, primo. Probad un día a mover el cuello despacito haciendo círculos, mirando a un lado y a otro, forzando un poco, haced como si mirarais a un gigante situado detrás y veréis como os duele el cuello taco. Con el paso del tiempo, al mejorar la forma física y con este ejercicio iréis notando como ya no os duele. Se consigue fortalecer y estirar los músculos del cuello y mejorar también el riego. También mejoran las cervicales y todas esas cosas (por la cara “¡ave!”). Repito: Despacito que si no os mareais.

Web de estiramientos

El estiramiento es importante para no tener agujetas luego y creo que mejora también la salud de los músculos y ligamentos. Estirad en caliente, despacio, sin rebote, pero estirad. ¡Estiraaaad!

La respiración. La respiración es importante. No respirar es malo. Te ahogas y mueres. Coged aire por la nariz. La nariz limpia el aire (y la convierte en moco) y también calienta el aire antes de que llegue a la garganta y al pulmón. Aunque estéis extenuados, tratad de coger aire siempre por la nariz y soltarlo por la boca. Concentraos en vuestra respiración. Vuestros pulmones y vuestra mente lo agradecerán.

Alimentación, Nutrición e Hidratación en el deporte, del CSD

Porque antes de que se me olvide. La mente también mejora con el ejercicio. Concentraos en la prueba física, en la respiración, en el ritmo, en la música, en lo que queráis para desconectar. Así la mente cambia de registro y se olvida de los problemas, los pensamientos se regeneran y surge “ese peazo” nirvana. Yo, cuando me tiro días sin correr, estoy de un humor de perros. Correr alegra, y es gratis.

Después está la soledad del corredor. Esa soledad terapéutica y cómplice de otras soledades. Hay pocos corredores urbanitas en grupo. Como mucho de a dos. Tu contigo mismo, corriendo. Anuncio de Nike. Miras a otros corredores solitarios de reojo cuando os cruzáis y dices para tus adentros: “Si, tio… si… Tu y yo lo sabemos” con el doblaje de Ricardo Solans, la voz de Robert de Niro en España. Correr te hace más libre.

La alegría de correr.

Un ejemplo. Hace poco, en una San Silvestre Vallecana salían personas por la tele hablando de lo que era para ellos correr y talycualpascual. Varios dijeron que corriendo se sentían más libres. Alguien lo comentó y me dió que pensar: No es para tanto. ¿Libres? ¿De que y de cuando? ¿Cómo el sol cuando amanece? Sin embargo debe haber algo de razón en ello que yo les corroboro: En una entrevista al preso con más años de cárcel de España, vino a decir algo así como que no fuera nadie a recogerlo con coche cuando saliera de la cárcel, que quería salir y correr kilómetros… Y eso hizo.

Foto de sitiosespaña.com

Sudar. Sudar es un placer, genial, sensual. Sudando espero, se eliminan toxinas y se renuevan líquidos. Es verdad que sudar por sudar es absurdo. Si hay que sudar se suda. Sudar para nada es tontería, sobre todo porque el líquido que se pierde es recuperado inmediatamente con un par de vasos de buena y pura agua.

Como podéis ver todo está relacionado: Aumento de temperatura por un mayor trabajo de piernas y corazón. Mayor circulación sanguínea e intercambio de oxígeno. Sudor para equilibrar temperatura. Sudar también abre y limpia los poros.

10 datos sobre la actividad física, de la OMS

Hay dos formas de correr. Rápido que te las pelas (si queréis mejorar en velocidad corred cuesta arriba) o despacito y con buena letra. Antes de correr rápido calentad. Por cierto, nada de correr con pesas en los tobillos. Es malo. Dejadlo para Goku.

Despacito te cansas menos y duras más pero tiene otras ventajas. Cuando el organismo “detecta” que se va a hacer un ejercicio sostenido a lo largo del tiempo, activa el consumo de grasas, también llamadas moyas, lorzas, michelines, flotadores, cartucheras, pistoleras, tripaberzas… Para esfuerzos intensos pero de corta duración el organismo no recurre a esas reservas. Esa es la diferencia entre ejercicio aeróbico o de larga duración (no menos de cuarenta minutos) pero de intensidad moderada, que requiere mayor aporte de oxígeno y que llega a quemar o utilizar grasas y el ejercicio anaeróbico que es el basado en la fuerza e intensidad, con menos o incluso nada de aporte de oxígeno, de corta duración, que quema hidratos de carbono o eso creo. Yo que se. Dejadme en paz y buscadlo en google como todo el mundo.

 

PERJUICIOS

Hay cosas malas de correr. Los impactos. Al correr realizamos impactos sobre el suelo, que se trasladan a las articulaciones y espalda. Si sufres de esto, cámbiate a la natación que es el deporte más saludable, pues no tiene impactos y se realiza en un medio ingrávido.

Por eso, entre otras cosas, también es bueno realizar estiramientos, movimientos y calentamientos de las articulaciones. También he oído por ahí que correr sobreesfuerza el corazón, es decir, lo sobredimensiona, crece de forma desmesurada y no es bueno. ¿Quién sabe si es cierto? ¡Hay tantos mitos sobre el correr!

Cuidado con las mordeduras de perro.

Resumiendo, que recomiendo que corran, por si cualquier día pasa algo, un apocalipsis zombie, un ataquito al corazón… para estar en forma, para ahorrarle trabajo a los médicos, para ser más felices, para sudar, para desahogarse. Corran contra el hambre en el mundo, corran contra el mundo, contra el sedentarismo, contra el senderismo, contra los corredores… Pero ¡Corran!  No sólo se obtienen beneficios para el cuerpo, sino también y sobre todo para la mente. El desconectar con la música hace que a veces todo parezca que va al ritmo que tu llevas.

Corran con moderación. Es su responsabilidad.

Running Girls habla con la doctora Nieves Palacios

4 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Lo que sé de correr. ¡Aahh! ¡Correr! Correr es maravilloso. Empecé a correr hace unos años por miedo a quedar el último si había una invasión alienígena o una hecatombe planetaria que diera lugar a que todos tuviéramos que sa…..

  2. El post que más me ha gustado con diferencia. Aunque soy corredora de ” Dios mío!!, jamás llegaré a correr como ese tío, que vergüenza!!” o “menos mal que no me veo corriendo porque si no, no salía de casa”, me siento igual de bien cuando termino de realizar cualquier deporte. Hace dos o tres semanas que no salgo a correr y la verdad es que lo echo de menos. Pero con tu post me dan ganas de ponerme mis mallas y salir (la universidad de Harvard-cete debería realizar un estudio sobre el efecto que ejerce una malla pegadita ya seas un tarugo o no acerca de la líbido masculina). Muy bueno!!

    • ¡Gracias!

      Por cierto, en algún sitio leí que correr con ropa ajustada reduce el cansancio y es mejor pues se mitiga el efecto vaivén o rebote muscular (aunque no estoy muy seguro)… ¿como te quedas?

      ¡A ver si alguien se anima a escribir más!

      • Ummm!!Si, es una razón bastante lógica. Yo voy mucho más comoda con unas mallas que con un pantalón de chandal ancho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: